Decreto Supremo Nro. 009-2014-MINAM, Aprueban la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014 - 2018

Fecha de Promulgación
06-11-2014

Aprueban la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014 - 2018

DECRETO SUPREMO Nº 009-2014-MINAM

     Enlace Web: EXPOSICIÓN DE MOTIVOS - PDF.

     CONCORDANCIAS

     EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

     CONSIDERANDO:

     Que, el artículo 68 de la Constitución Política del Perú establece que es obligación del Estado promover la conservación de la diversidad biológica y de las áreas naturales protegidas;

     Que, mediante Resolución Legislativa Nº 26181, se aprueba el Convenio sobre la Diversidad Biológica, adoptado en Río de Janeiro el 5 de junio de 1992 y suscrito el 12 de junio de 1992, el cual establece que cada Parte Contratante, con arreglo a sus condiciones y capacidades particulares, elaborará estrategias, planes o programas nacionales para la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica o adaptará para ese fin las estrategias, planes o programas existentes, que habrán de reflejar, entre otros aspectos, las medidas establecidas en el citado Convenio que sean pertinentes para la Parte Contratante interesada;

     Que, el artículo 7 de la Ley Nº 26839, Ley sobre la Conservación y Aprovechamiento Sostenible de la Diversidad Biológica, señala que la Estrategia Nacional de la Diversidad Biológica constituye el principal instrumento de planificación para el cumplimiento de los objetivos de la ley y el Convenio. En ella se establecerán los programas y planes de acción orientados a la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios derivados de su utilización;

     Que, el artículo 8 de la citada Ley establece que la estrategia, programas y planes de acción para la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica se formularán a través de procesos participativos y sus resultados se incorporarán en los planes y políticas nacionales, siendo de cumplimiento prioritario;

     Que, mediante el Decreto Supremo Nº 102-2001-PCM, se aprueba la Estrategia Nacional de la Diversidad Biológica del Perú, como documento formal y guía para la planificación y gestión de la diversidad biológica del país;

     Que, de acuerdo al literal m) del artículo 7 del Decreto Legislativo Nº 1013, que aprueba la Ley de Creación, Organización y Funciones del Ministerio del Ambiente, esta entidad tiene, como función específica, formular y proponer la política y las estrategias nacionales de gestión de los recursos naturales y de la diversidad biológica;

     Que, la Política Nacional del Ambiente, aprobada mediante Decreto Supremo Nº 012-2009-MINAM, consigna entre los Lineamientos de Política del Eje 1 “Conservación y Aprovechamiento Sostenible de los Recursos Naturales y de la Diversidad Biológica”, referidos a la diversidad biológica, el de impulsar el diseno e implementación de estrategias para la gestión sostenible de la diversidad biológica, incluyendo el desarrollo de alianzas público-privadas, bajo criterios de conectividad y complementariedad;

     Que, en la Decisión X/2 de la Décima Reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica, se adoptó el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y las Metas de Aichi para la Diversidad Biológica, así como se instó a las partes y otros gobiernos a que revisen, actualicen y modifiquen, según proceda, sus estrategias y planes de acción nacionales en materia de diversidad biológica, con arreglo al citado Plan Estratégico;

     Que, en este contexto, se ha elaborado la “Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014 - 2018”, que en el marco de lo dispuesto por el Reglamento sobre Transparencia, Acceso a la Información Pública Ambiental y Participación y Consulta Ciudadana en Asuntos Ambientales, aprobado por Decreto Supremo Nº 002-2009-MINAM, ha sido sometida a consulta pública, en virtud de la cual se recibieron aportes y comentarios para su formulación;

     Que, asimismo, medíante Acta de la Segunda Reunión Extraordinaria de 05 de mayo de 2014, la Comisión Nacional de Diversidad Biológica, constituida por Resolución Suprema Nº 227-93-RE, acordó aprobar la “Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014-2018”;

     Que, en ese sentido, corresponde aprobar la “Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014 - 2018”;

     De conformidad con lo dispuesto en el Decreto Legislativo Nº 1013, que aprueba la Ley de Creación, Organización y Funciones del Ministerio del Ambiente; la Ley N” 26839, Ley sobre la Conservación y Aprovechamiento Sostenible de la Diversidad Biológica; la Ley Nº 29158, Ley Orgánica del Poder Ejecutivo; y, el artículo 118 de la Constitución Política del Perú.

     DECRETA:

     Artículo 1.- Aprobación de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014-2018

     Apruébese la “Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014-2018”, que como anexo forma parte integrante del presente Decreto Supremo.

     Artículo 2.- Derogación

     Deróguese el Decreto Supremo Nº 102-2001-PCM y las normas que se opongan al presente Decreto Supremo.

     Artículo 3.- Publicación

     Dispóngase la publicación del presente Decreto Supremo en el Diario Oficial El Peruano. Asimismo, publíquese el presente Decreto Supremo y su Anexo en el Portal de Transparencia Estándar del Ministerio del Ambiente.

     Artículo 4.- Refrendo

     El presente Decreto Supremo será refrendado por el Ministro del Ambiente.

     Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los cinco días del mes de noviembre del año dos mil catorce.

     OLLANTA HUMALA TASSO

     Presidente Constitucional de la República

     MANUEL PULGAR-VIDAL OTÁLORA

     Ministro del Ambiente
 

     Enlace Web: Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014-2018 (PDF).

     NOTA: Esta Estrategia Nacional no ha sido publicada en el diario oficial “El Peruano”, se descargó de la página web del Ministerio del Ambiente, con fecha 18 de noviembre de 2014.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTRATEGIA NACIONAL DE DIVERSIDAD BIOLÓGICA AL 2021 Y SU PLAN DE ACCIÓN

2014 - 2018

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2014

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de Acción 2014-2018 han sido elaborados con los aportes de numerosas instituciones y personas en el marco de un amplio proceso participativo a nivel nacional, conducido por el Ministerio del Ambiente (MINAM), Punto Focal del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), en coordinación con la Comisión Nacional de Diversidad Biológica (CONADIB), instancia multisectorial consultiva del CDB en el Perú, integrada por 20 instituciones públicas y organizaciones privadas vinculadas con la gestión nacional de la diversidad biológica:

 

 

 

Ministerio del Ambiente (MINAM), Ministerio de la Producción (PRODUCE), Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), Instituto del Mar del Perú (IMARPE), Ministerio de Cultura (MINCU),  Ministerio  de  Energía  y  Mina(MINEM),  Ministerio  de  Relaciones  Exteriores (RREE), Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR), Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Ministerio de Educación (MINEDU), Ministerio de Salud (MINSA), Dirección General  de  Salud  Ambiental  (DIGESA),  InstitutNacional  de  Innovación  Agrari(INIA), Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP), Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYTEC), Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (INDECOPI), Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR), Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) y Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (CONAP).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio del Ambiente

 

 

 

La versión digital de este documento, junto con los documentos y anexos citados en el mismo, pueden ser descargados del portal del MINAM: www.minam.gob.pe

 

Contacto para informes, contribuciones o reportes de aplicación: epanb@minam.gob.pe

 

 

PRESENTACN

 

 

 

El Ministerio del Ambiente, en nombre de todos los sectores, colaboradores y participantes en la elaboración de este documento, presenta a la sociedad peruana la actualización de la Estrategia  Nacional  de  Diversidad  Biológica  al  2021  y  su  Plan  de  Acción  2014-2018 (EPANDB).

 

La Estrategia Nacional de Diversidad Biológica (ENDB), de acuerdo con la Ley N° 26839, Ley sobre  la  Conservación  y  Aprovechamiento  sostenible  de  la  Diversidad  Biológica,  es  el principal instrumento para la gestión de la biodiversidad en el Perú. Esta actualización ha sido elaborada a lo largo de un proceso de casi dos años, en el que han participado cerca de ochocientas personas en diversas etapas. La visión de la ENDB del 2001 ha sido reformulada al 2021, y comprende seis objetivos estratégicos nacionales y trece metas, que en conjunto buscan detener la pérdida y deterioro de los componentes de la diversidad biológica, mejorar su  gestión  e  incrementar  las  oportunidades  de  uso  sostenible  y  la  distribución  justa  y equitativa de sus beneficios.

 

La biodiversidad del Perú, parte esencial del capital natural nacional, ha sido históricamente la base y sustento de nuestro desarrollo. Los recursos marinos y  la flora y fauna terrestre han permitido el surgimiento de importantes y variadas manifestaciones culturales en el Perú y el mundo.

 

Los recursos de la biodiversidad constituyen actualmente un importante activo para asegurar la mejora de la calidad de vida de las presentes y futuras generaciones. Pródiga en variedad de especies silvestres y cultivadas, la biodiversidad de nuestro territorio ha brindado a nuestra nación el reconocimiento como uno de los cuatro países más megadiversos del planeta. Estamos convencidos que los recursos de la biodiversidad tienen un gran potencial para contribuir con el desarrollo nacional, especialmente, con  las poblaciones menos favorecidas en el ámbito rural, siempre y cuando se usen sosteniblemente y se impulse su transformación y valor agregado con una visión de inclusión y equidad. A ello apunta la presente estrategia.

 

En esta versión de la EPANDB, las metas nacionales al 2018 atienden directamente los diversos aspectos relacionados con la gestión de la biodiversidad, incluyendo el incremento del conocimiento, la conservación productiva, el manejo y la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados del uso sostenible de los recursos. Estas metas comprenden, por primera vez, compromisos medibles que facilitan el seguimiento y la evaluación de su proceso de implementación.

 

Como aportes significativos de  la EPANDB,  es necesario  destacar  el fortalecimiento  del enfoque ecosistémico, en todos sus aspectos, que incluyen la gobernanza participativa y la gestión intersectorial, la distribución justa y equitativa de beneficios y la gestión de la biodiversidad con visión de paisaje y de cuenca. Asimismo, un aspecto de gran relevancia es la priorización de la conservación in situ con participación de la población local en los centros de agrobiodiversidad, y con la sistematización y seguimiento de medidas de control más eficientes  para  reducir  el  impacto  negativo  de  las  actividades   económicas  en  sus componentes.

 

 

Finalmente, agradecemos la colaboración de todos y cada una de las personas que aportaron en la elaboración de este documento, incluyendo representantes de gobierno, de las diversas organizaciones  sociales,  del  sector  empresarial,  de  los  pueblos  indígenas  y poblaciones locales, de los científicos y académicos, y en general, de todos los miembros de la sociedad peruana, que han aportado con su conocimiento y decidido compromiso en la elaboración de esta herramienta de gestión, quizás la más consensuada de años recientes.

 

En representación de un país y una nación megadiversa, es grato para el Ministerio del Ambiente dar por iniciada una nueva fase de gestión de la biodiversidad peruana por y para los peruanos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Manuel Pulgar-Vidal Otálora

Ministro del Ambiente

 

CONTENIDO

 

1.      INTRODUCCN ........................................................................................................... 8

 

2.      ANTECEDENTES.......................................................................................................... 9

 

3.      SITUACION DE LA BIODIVERSIDAD ......................................................................... 10

 

3.1.      Representatividad y estado de conservación ........................................................... 10

 

3.2.      Uso sostenible de la biodiversidad ........................................................................... 15

 

3.3.      Gestión, investigación y conocimiento de la diversidad biológica. ............................ 17

 

3.4.      Impactos y amenazas sobre la biodiversidad del Perú ............................................. 18

 

3.5.      Oportunidades para la gestión de la diversidad biológica en el Perú ........................ 20

 

4.      PROCESO   PARTICIPATIVO   PARA   LA   FORMULACN   DE   LA   ESTRATEGIA NACIONAL DE DIVERSIDAD BIOGICA AL 2021 Y SU PLAN DE ACCN 2014-2018 .. 21

 

4.1.      El proceso de actualización y elaboración ................................................................ 21

 

4.2.      Estructura de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su Plan de

Acción 2014-2018................................................................................................................. 23

 

5.      ESTRATEGIA  NACIONAL  DE  DIVERSIDAD  BIOGICA  DEL  PERU  AL  2021: VISN, PRINCIPIOS, OBJETIVOS ESTRATÉGICOS Y METAS ........................................ 24

 

5.1.      Visión ....................................................................................................................... 25

 

5.2.      Principios orientadores y enfoques de gestión ......................................................... 25

 

5.3.      Mecanismos de implementación y seguimiento........................................................ 27

 

5.4.      Objetivos estratégicos y metas al 2021 .................................................................... 28

 

6.      PLAN DE ACCN NACIONAL DE DIVERSIDAD BIOGICA 2014-2018................. 34

 

OE1     Mejorar  el  estado de  la  biodiversidad  y mantener  la  integridad  de  los  servicios ecosistémicos que brinda. .................................................................................................... 34

 

OE2     Incrementar la contribución de la biodiversidad al desarrollo nacional mejorando la competitividad del país y la distribución equitativa de beneficios. ......................................... 38

 

OE3     Reducir  las  presiones  directas  e  indirectas  para  la  diversidad  biológica  y  sus procesos ecosistémicos........................................................................................................ 40

 

OE4     Fortalecer las capacidades de los tres niveles de gobierno para la gestión sostenible de la biodiversidad................................................................................................................ 44

 

OE5     Mejorar el conocimiento y las tecnologías para el uso sostenible de la biodiversidad, así como la revalorización de los conocimientos tradicionales vinculados con la biodiversidad de los pueblos indígenas. ..................................................................................................... 46

 

OE6     Fortalecer la cooperación y la participación de todos los sectores de la población para la gobernanza de la diversidad biológica. ..................................................................... 50

 

7.      MATRIZ DE OBJETIVOS ESTRATEGICOS, LINEA BASE, INDICADORES, METAS Y ACCIONES DE LA EPANDB…….………………………………………………52

 

8.      REFERENCIAS ........................................................................................................... 70

 

9.      ACRÓNIMOS .............................................................................................................. 73

 

10.    GLOSARIO DE TÉRMINOS ........................................................................................ 75

 

ANEXO N° 1 – DATOS IMPORTANTES SOBRE LA BIODIVERSIDAD PERUANA. ............ 78

 

ANEXO N° 2. - ARTICULACN DE LA ENDB CON CONVENIOS INTERNACIONALES Y DOCUMENTOS DE GESTN PÚBLICA EN EL PERÚ ……………………………. 83

 

ANEXO N° 3. MAPA DEL AZE – PERÚ................................................................................ 84

 

ANEXO N° 4. REGISTRO HISTORICO DE EVENTOS ........................................................ 85

 

ANEXO N° 5. CONCORDANCIA CON LAS METAS DE AICHI ............................................ 89

 

 

1.      INTRODUCCN

 

 

El Perú ha sido reconocido como uno de los diecisiete países llamados megadiversos, por ser poseedores en conjunto de más del 70 % de la biodiversidad del planeta. La biodiversidad del Perú está representada por una gran variedad de ecosistemas, especies de flora y fauna, y diversidad genética, que han contribuido y contribuyen al desarrollo y la sostenibilidad mundial. Nuestra diversidad cultural también forma parte de la biodiversidad, pues el ser humano se incluye en los ecosistemas, creando culturas vivas que aprovechan selectivamente sus recursos y servicios, a través de la domesticación y la diversificación de los mismos.

 

En nuestro país se pueden encontrar más de 20,375 especies de flora, 515 mamíferos,

1,834 aves, 418 reptiles y 1,070 peces marinos (Anexo N° 1); de igual modo, poseemos

84 de las 117 zonas de vida del planeta (ONERN, 1976) y más de 70 millones de hectáreas de bosques; y gracias a nuestro legado cultural, en el Perú se han domesticado 5 especies de fauna silvestre y 182 especies de plantas (Brack, 2003), muchas de estas zonas de vida resultan ser   de importancia para la alimentación mundial.

 

El valor de esta gran riqueza natural ha sido reconocido por la Constitución Política del Perú, que en su artículo 68º señala la importancia de la diversidad biológica y dispone la obligatoriedad para el Estado de promover su conservación. Este mandato fue corroborado con la ratificación del Convenio de Diversidad Biológica (CDB) que tiene por objetivo la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes, y la participación justa y equitativa en los beneficios que se derivan de la utilización de los recursos genéticos. En 1997 ambas normas derivaron en la aprobación de la Ley N° 26839, Ley sobre la Conservación y Aprovechamiento Sostenible de la Diversidad Biológica, la cual, entre otras obligaciones, dispone la elaboración de un documento de planificación nacional para la gestión de la biodiversidad denominada Estrategia Nacional de Diversidad Biológica (ENDB) (CONAM, 2001).

 

En cumplimiento de este mandato, el Estado Peruano inició en 1997 la elaboración de la primera ENDB. Este proceso contó con la participación de profesionales, técnicos y especialistas en los distintos campos de gestión de la biodiversidad, representantes de las entidades del gobierno, organizaciones de la sociedad civil y empresas y expertos de la academia, de todas las regiones del país. La Estrategia fue aprobada en el 2001 y desde entonces se convirtió en el principal documento orientador sobre la diversidad biológica a nivel nacional.

 

Desde su aprobación han transcurrido más de doce años y el contexto en el que fue formulada ha cambiado significativamente. Muchas de las amenazas que afectan a nuestra  biodiversidad  se  han  incrementado  o  cambiado,  reduciendo  de  manera acelerada nuestro patrimonio natural. La minería ilegal, la deforestación por el cambio de uso no autorizado, los cultivos ilícitos, la extracción y comercio ilegal de especies de flora,  fauna  y  recursos  hidrobiológicos,  son  solo  algunos  ejemplos  de  actividades ilegales que desafían a la conservación de la biodiversidad en el Perú en este nuevo

 

decenio. A esto debe sumarse los efectos del cambio climático que ameritan nuevas estrategias de mitigación y adaptación a nivel nacional, regional y local.

 

En  contraposición a este  escenario también surgieron  en  los  últimos años  nuevas oportunidades para la conservación de la biodiversidad. Una mejor valoración de los servicios ecosistémicos, el posicionamiento de negocios relacionados con la biodiversidad nativa bajo los criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica (modelo biocomercio), la promoción del manejo forestal comunitario y el desarrollo de propuestas innovadoras para el financiamiento de iniciativas para la conservación de los bosques y la biodiversidad son algunas de las fortalezas que deben ser aprovechadas. A ello se suma la aprobación de la Política Nacional del Ambiente y el Plan Bicentenario El Perú hacia el 2021, que reconocen y posicionan la conservación de la diversidad biológica como un eje de política y objetivo nacional para impulsar el desarrollo de nuevas actividades económicas sostenibles, inclusivas y de alto valor agregado. Finalmente, deben ser también resaltadas importantes reformas institucionales como: la creación del Ministerio del Ambiente (MINAM), la integración del Ministerio de Pesquería al Ministerio de la Producción (PRODUCE), el fortalecimiento del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR), la creación del Ministerio de Cultura, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), así como la transferencia de funciones para la gestión de la biodiversidad a los gobiernos regionales, entre otras.

 

En este marco de actualidad nacional e internacional, y en atención al artículo 6° del CDB  y  sus  últimos  acuerdos,  el  Perú  ha  actualizado  su  Estrategia  Nacional  de Diversidad Biológica al 2021 y ha formulado su Plan de Acción para el periodo 2014-

2018, instrumentos principales de planificación, tal como lo menciona en su artículo 7° de la Ley N° 26839, Ley sobre la Conservación y Aprovechamiento Sostenible de la Diversidad Biológica. Esto representa un gran esfuerzo para promover la colaboración concertada de todos los actores para contribuir a la conservación y uso sostenible de nuestra biodiversidad, así como a la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de su utilización.

 

2.      ANTECEDENTES

 

 

La primera ENDB se aprobó mediante Decreto Supremo N° 102-2001-PCM y fue elaborada a través de un amplio proceso participativo que duró casi tres años, convocando y comprometiendo a más de 7,500 expertos nacionales e internacionales.

 

En el marco de dicha Estrategia, se facilitó además la elaboración de 19 estrategias regionales y 4 estrategias macroregionales que sirven como guía para las acciones de conservación de la diversidad biológica en el Perú.

 

La ENDB, conducida entonces bajo el liderazgo del Consejo Nacional del Ambiente (CONAM), definió una visión al 2021 para la gestión de la biodiversidad en el Perú con líneas estratégicas necesarias para implementarla. De igual modo, identificó el marco institucional necesario para el desarrollo de iniciativas nacionales, regionales y locales que permitieron consolidar la implementación de los objetivos del CDB en nuestro país.

 

 

En el año 2005, el CONAM evallas capacidades nacionales para la aplicación del CDB y la ENDB, cuyos resultados determinaron la necesidad de elaborar un plan de acción nacional que considere acciones y metas concretas para fortalecer las capacidades nacionales para cumplir con los objetivos del CDB y la ENDB. La importancia de un plan de acción ha sido además ratificada en los informes nacionales sobre cumplimiento del CDB, elaborados por el gobierno peruano.

 

Asimismo, a nivel internacional, las partes contratantes del CDB han reconocido la necesidad de un Plan de Acción que permita asegurar la implementación de los compromisos del Convenio a través de metas claras y explícitas. Por ello, en el 2010, en Nagoya, el CDB aprobó un Plan Estratégico de la Diversidad Biológica (2011-2020) con el  propósito  de  inspirar  acciones  a  escala  global  parla  conservación  de  la biodiversidad. Este Plan propone una visión, una misión, cinco objetivos estratégicos y veinte metas, conocidas como las Metas de Aichi. Además, el citado Plan sirve como un marco flexible para la actualización de los  objetivos  nacionales  y regionales  sobre diversidad biológica.

 

En respuesta a nuestros compromisos con el CDB, en el 2011 el MINAM inició las coordinaciones para la actualización de la ENDB y para la elaboración de un Plan de Acción de la Diversidad Biológica 2014 – 2018. El encargo ha sido definir metas y acciones nacionales que contribuyan de manera concreta y mensurable a la conservación  de  la  diversidad  biológica  en  el  Perú,  de  manera  articulada  con  las políticas públicas, planes, normas y programas de gestión nacionales, y con los compromisos internacionales asumidos por el gobierno peruano.

 

La Estrategia y su Plan de Acción se articulan con las Metas de Aichi, y con  las prioridades y objetivos estratégicos de los diversos instrumentos de gestión estratégica y ambiental del Estado Peruano, incluyendo el Plan Bicentenario, el Plan Nacional de Acción Ambiental, la Agenda Ambiental, el Plan Estratégico _Sectorial Multianual del MINAM, entre otros (Anexo N° 2).

 

3.      SITUACN DE LA BIODIVERSIDAD1

 

 

3.1.   Representatividad y estado de conservación

 

 

El territorio peruano alberga 71.8 % de muestras representativas de las zonas de vida del planeta, y la superficie de sus bosques es una de las mayores del mundo. Nuestro territorio es dominado por tres contrastantes regiones naturales, denominadas Costa, Sierra y Selva, ocupando esta última el 61 % de la superficie continental del Perú (Anexo N° 1). Una clasificación más sistémica del territorio, es la planteada por el reconocido geógrafo peruano Javier Pulgar Vidal,  en ocho regiones  naturales:  Chala  (Costa),  Yunga,  Quechua,  Suni,  Puna,  Janca  o

Cordillera, Rupa Rupa o Selva alta, y Omagua o Selva baja. Respecto a nuestros

 

 

1  Descripción detallada de la situación de la biodiversidad se brinda en el V Informe Nacional ante el Convenio sobre Diversidad Biológica (MINAM, 2014); www.minam.gob.pe.

 

ecosistemas marino-costeros, resalta el ecosistema del afloramiento o surgencia de la Corriente Peruana o de Humboldt, que es reconocido como uno de los más productivos del mundo.

 

Esta representatividad por ecosistemas se encuentra principalmente protegida en el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), conformado por 76 áreas naturales protegidas (ANP) de administración nacional bajo diferentes categorías de manejo que abarcan una superficie mayor a 19.5 millones   de   hectáreas  (SERNANP,   2014).  De  manera   complementaria   al SINANPE,  pero  bajo  el  mismo  marco  legal  de  protección,  el  gobierno  y  la sociedad civil están gestionando áreas de conservación regionales y privadas, que representan cerca de 2.7 millones de hectáreas adicionales. Así, en conjunto, el

17 % del territorio terrestre peruano y 401 mil hectáreas de nuestros ecosistemas marinos se conservan en áreas naturales protegidas. Es importante resaltar en estos  avances  en  gestión  ecosistémica  aquellas  acciones  específicas  para nuestro mar territorial, como el reconocimiento de la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, la creación de la Comisión Multisectorial de Gestión Ambiental del Medio Marino Costero, y la pronta publicación del Plan de Acción para la Biodiversidad Marino Costera del Perú.

 

Asimismo, se cuenta con 13 humedales de importancia internacional o sitios Ramsar, los que cubren una superficie total de 6 784 042 hectáreas. Atendiendo a la importancia de estos ecosistemas, paralelamente se está actualizando la Estrategia  Nacional  de  Humedales  dePerú.  Debe  destacarse  también  la existencia en el país de tres Reservas de Biósfera, cuyo reconocimiento mundial representa un compromiso para la gestión nacional.

 

Adicionalmente, se cuenta con instrumentos orientados al aprovechamiento sostenible in situ de los recursos naturales y la diversidad biológica en nuestro país, como las concesiones de conservación, las concesiones de ecoturismo, las concesiones forestales no maderables y los bosques en tierras de comunidades nativas  o  campesinas,  que  en  conjunto  abarcan  más  de  20.millones  de hectáreas adicionales (MINAGRI, 2013).

 

No obstante, pese a los crecientes esfuerzos y logros de la conservación in situ, muchas  áreas  enfrentan  el  reto  de  la  sostenibilidad  (económica,  social  y ambiental),  y  sufren  los  impactos  de  actividades  ilegales  que  degradan  sus paisajes y erosionan la biodiversidad.

 

En cuanto a riqueza de especies, el Perú está en los primeros lugares del mundo, respecto a su variedad y número, en especial, para algunos grupos de flora y fauna, los cuales incluyen un gran número de especies endémicas. Asimismo, siendo el Perú un país tan diverso y en ciertos campos poco explorado, los registros de especies se incrementan constantemente, pues cada año se descubren nuevas especies (para el Perú y la ciencia) tanto de plantas como de animales.

 

Es de esperar que la tendencia de incremento del número de especies de los distintos grupos de flora y fauna se mantenga en los próximos años, gracias al desarrollo  de  nuevas  oportunidades  de  investigación  y  al  desarrollo  de  la tecnología  moderna.  Una  muestra  de  esta  tendencia  es  el  incremento  en  el registro de número de especies de anfibios en las últimas décadas como resultado de diferentes iniciativas de inventarios biológicos rápidos, proyectos de investigación y evaluaciones biológicas (Figura N°1).

 

Por ello, una de las principales estrategias para la conservación de especies silvestres en el Perú es la categorización de especies de acuerdo a su estado de conservación. Esta herramienta tiene por objetivo determinar el estado de conservación de una especie y disponer medidas legales para su protección. En ese sentido, el Perú cuenta con listas de especies de flora y de fauna silvestre amenazadas en el ámbito terrestre aprobadas en los años 2006 y 2014, respectivamente (Cuadro N° 1). En el ámbito acuático, estas listas están siendo elaboradas para especies de aguas continentales y marinas.

 

Figura N° 1

Incremento histórico del número de especies de anfibios registrados en el territorio peruano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Von May et al, 2012.

 

 

 

Cuadro N° 1

Número de especies presentes en las listas de flora y fauna silvestre amenazadas en el Perú

 

Categoría de amenaza               Número de especies de         Número  de  especies

fauna*                                       de flora**

En peligro crítico CR                    64                                              194

En peligro EN                               122                                            73

Vulnerable VU                              203                                            391

Casi amenazado NT                    103                                            119

Total                                          492                                            777

 

Fuente: *Decreto Supremo N° 004-2014-MINAGRI y **Decreto Supremo Nº 43-2006-AG.

 

 

 

Estos instrumentos para la gestión de especies se complementan con el diseño e implementación de planes de manejo para especies que son de importancia para el aprovechamiento, y planes de conservación llamados también planes de acción

- para aquellas especies cuyo estado de conservación amerita acciones concretas y rápidas para recuperar sus poblaciones. Actualmente, se están elaborando a nivel nacional planes de conservación para especies de flora y fauna continental, como la quina, el suri, la pava aliblanca, el oso de anteojos y el cóndor andino, así como para especies marinas como tiburones y especies afines.

 

Estos esfuerzos deben ser retroalimentados con los resultados de investigaciones científicas que permitan mejorar el conocimiento sobre el estado de conservación de las especies. Así, por ejemplo, un estudio reciente sobre un grupo de especies de mamíferos del Perú (Pacheco et al. 2009)ha determinado que existe una tendencia de cambio de su categoría hacia una de mayor amenaza.

 

Esta tendencia al incremento del número de especies en las categorías de amenaza puede observarse al comparar las listas peruanas de especies amenazadas de fauna silvestre de 1999, 2004 y 2014 (Figura N° 2), donde la tendencia es mayor entre aves y anfibios.

 

 

 

Figura N° 2

Tendencia de cambio en el número de especies, entre 1999 y 2014, de la lista de especies amenazadas de fauna silvestre de Perú

 

Fuente: Elaboración propia, 2013.

 

2 El estudio de Pacheco ha determinado que s del 71 % de las especies cambiaron de categoría entre varios años, mostrando un ligero incremento en la tendencia de cambiar a categoas de mayor amenaza.

 

 

Por  otro  lado,  es  cada  vez  más  evidente  que  para  conservar  la  diversidad biológica  es  necesario  impulsar  medidas  necesarias  para  la  conservación  y manejo de los ecosistemas más allá del SINANPE, ya que un número significativo de especies amenazadas no se encuentran protegidas a través de dicho sistema. En un estudio sobre un grupo de 83 especies de anfibios categorizados como amenazados, se encontró que casi el 40 % de estas especies no se encuentran en ANP; más aún, al menos 20 de estas especies están decreciendo poblacionalmente,  y se  estima  que  al menos seis  especies  podrían  estar  ya extintas (Von May et al. 2008).

 

El MINAM y el MINAGRI, en coordinación con la Alianza para la Extinción Cero (AZE, por sus siglas en inglés) ha impulsado la actualización nacional del Mapa AZE para el Perú (Anexo N° 3), que servirá como una valiosa herramienta para mejorar la gestión y orientar las acciones de conservación para las especies más amenazadas de nuestro país.

 

De acuerdo con el Cuadro N° 1, tenemos en el Perú 64 especies de fauna y 194 de flora en peligro crítico. Aunque no se dispone de evidencias incontrastables sobre extinciones en el país, se considera que tres especies (dos mamíferos y un pez) se habrían extinguido en épocas históricas en el territorio peruano (Cuadro N° 2). Algunos científicos cuestionan esta hipótesis, ya que cuando se trata de mamíferos, la evidencia se basa en restos arqueológicos y óseos. Respecto al pez (Orestias cuvieri), especie nativa del Lago Titicaca que no ha sido registrada desde  1960,  se  presume que  uno  de  los factores  para  su  extinción  ha  sido causado por la introducción de especies exóticas como la trucha arco iris.

 

Cuadro N° 2

Lista de especies propuestas como extintas para el territorio peruano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nombre científico              Nombre común         Taxón             IUCN     TESW

 

Cuscomys oblativa3                 Machu       Picchu     Mamífero        EX Chinchilla Rat

 

Lagostomus crassus4                                                                  Mamífero        EX

 

Orestias cuvieri5                                                                                Pez                 DD                   EX

 

Fuentes citadas en nota de pie6. EX: Extinto; DD: Datos insuficientes.

 

 

Finalmente, en lo que respecta a nuestra diversidad genética se puede precisar que el Perú es reconocido como uno de los centros mundiales de origen y diversificación de recursos genéticos de plantas y animales, incluyendo algunas

de importancia global para la alimentación, como la papa (91 especies silvestres,

 

 

3  http://www.iucnredlist.org/details/136658/0

4  http://www.iucnredlist.org/details/136452/0

5 http://www.iucnredlist.org/details/15491/0

6 Maas, P.H.J. (2011). Lake Titicaca Orestias - Orestias cuvieri, in: TSEW (2013). The Sixth Extinction Website, http://www.petermaas.nl/extinct (noviembre 6, 2013).

 

9 especies domesticadas y más de 3 000 variedades)7, el maíz (50 razas)y el tomate. Esta riqueza genética está asociada con la riqueza cultural, desarrollada y acumulada por los pueblos indígenas, a lo largo de los siglos.

 

La importancia y el valor de esta riqueza genética, tanto para la seguridad alimentaria de los pueblos indígenas  y las poblaciones  locales  como  para  el planeta en conjunto, ha motivado el desarrollo de iniciativas nacionales e internacionales para el fortalecimiento de la infraestructura nacional de investigación y los sistemas de conservación in situ y ex situ, y para evitar su pérdida. Sin embargo, el valor de nuestros recursos genéticos es aún poco reconocido, debido a  los altos costos de la conservación ex situ, es estratégico promover iniciativas de conservación in situ con la participación activa de los pueblos indígenas y las poblaciones locales.

 

3.2.   Uso sostenible de la biodiversidad

 

 

Durante la presente década, las actividades tradicionales de aprovechamiento de la biodiversidad han visto el surgimiento de nuevos enfoques y modalidades de gestión.

 

La pesquería es una de las actividades económicas más rentables del país de aquellas relacionadas con los recursos naturales, y la principal en el aprovechamiento de especies silvestres. Fue desarrollada desde la década de los años  60  con  un  carácter  netamente  extractivo,  por  lo  que  se  establecieron medidas de ordenamiento para un mejor control de dichas actividades y manejo sostenible  de  los  recursos.  Siembargo,  todavía  persisten  problemas  en  el manejo de la actividad pesquera y la gestión de los ecosistemas marinos, incluyendo la captura ilegal de fauna marina (tortugas, delfines, lobos marinos, etc.); por lo que resulta necesario seguir impulsando la adopción de mejores prácticas pesqueras con la participación de actores locales. Se han producido grandes avances en este ámbito, como la implementación del Plan Nacional de Desarrollo Acuícola, aprobado en el 2010, que ha impulsado la producción de recursos hidrobiológicos. Además, varias especies marinas, incluyendo a la anchoveta, cuentan con planes de manejo (ordenamiento pesquero) que establecen temporadas de pesca, cuotas, tallas mínimas de captura y tolerancia máxima de ejemplares juveniles, artes de pesca y otras medidas en favor de la sostenibilidad  del  aprovechamiento  pesquero.  Asimismo,  se  encuentran  en proceso de elaboración otros planes que contribuirán a este fin, como el Plan de Acción Nacional para la Conservación y Ordenamiento de Tiburones, Rayas y Especies Afines en el Perú  y el Plan de Acción para la Conservación de la

Biodiversidad Marino Costera.

 

 

 

 

 

7  Orrillo, M. & Bonierbale, M. 2009. Biología reproductiva y citogenética de la papa. Manual Técnico CIP -Red. LatinPapa, 42 pp. Huamaní, G. & Brack, A. 2008. Ministerio del Ambiente-CAF, Mapa, 01 pp.

8  Programa Cooperativo de Investigación en Maíz de la Universidad Nacional Agraria La Molina. Ricardo Sevilla, del Instituto Nacional de Investigacn Agraria de la Universidad Agraria La Molina

 

Otra actividad tradicional importante en el uso de la biodiversidad es la extracción maderera en bosques, cuyos beneficios actuales aún son considerados pequeños en comparación con su estimada potencialidad. Por ello, el Estado ha planteado una reforma integral en el marco legal e institucional que permita fortalecer las capacidades públicas y de la sociedad civil para conservar y aprovechar sosteniblemente los bosques, bajo prácticas de manejo adaptativo, enfoque ecosistémico y de modelos de gestión que consideren múltiples fines, realidades, usuarios  y  visiones,  incluyendo  además  criterios  que  respeten  la  diversidad cultural  y  promuevan  la  participación  activa  de  los  pueblos  indígenas   y poblaciones locales. Si bien persisten graves problemas de deforestación no regulada y de tala ilegal, la que según informes afecta hasta un 80% de la madera exportada (World  Bank,  2012),  e  ingresa al mercado  formal  por  48  rutas  de transporte (Rosales, 2014), también existen experiencias muy positivas de concesiones  forestales  certificadas  y  de  manejo  forestal  comunitario,  que anuncian un futuro mejor para los bosques amazónicos (Cordero 2012; Álvarez & Whitney 2012).

 

De igual modo, en los últimos años, el Perú ha visto el surgimiento y crecimiento sostenido del turismo de naturaleza, otra importante actividad económica con potencial para impulsar el aprovechamiento sostenible y la valoración de la diversidad biológica. En el año 2013, se registró más de un millón trescientos mil visitantes a las ANP del SINANPE; sin embargo, pese a que estas áreas tienen un gran potencial turístico todavía reciben un número reducido de turistas, lo que limita la oportunidad de sostenibilidad económica.

 

Fuera de las ANP también existe un enorme potencial para el turismo de naturaleza, actualmente poco desarrollado, especialmente en la gran variedad de ecosistemas y paisaje andino, amazónico y marino costero. El Perú, como país megadiverso, es considerado como uno de los países con mayor potencial en el mundo  para  turismo  de  naturaleza;  actualmente  ocupa  el  tercer  lugar  de preferencia como destino de turismo de naturaleza en América, luego de Costa Rica y Galápagos (Drumm & Moore 2002).

 

En esta última década el Perú también ha vivido el surgimiento del auge de la gastronomía peruana, y varias celebridades de la cocina peruana promueven el uso y valoración de las especies nativas, generando una demanda beneficiosa para la agrobiodiversidad. El mundo agrícola se ha enriquecido y revalorado con el surgimiento e incorporación de este concepto, promoviendo el rescate y valoración de las variedades de cultivos nativos y conocimientos asociados, como instrumento para promover la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático.

 

Finalmente, la economía vinculada con la diversidad biológica sustenta el 22 % de la economía nacional, la referida a las especies nativas y sus subproductos se ha visto favorecida por el incremento del comercio de productos de la biodiversidad, (incluyendo el fortalecimiento de las iniciativas del Biocomercio), que ha representado más de 218 millones de dólares para el año 2013, involucrando 46 especies de flora y fauna nativa. El concepto de invertir en diversidad biológica se

 

entiende cada vez mejor, ya que genera riqueza para algunos de los sectores menos favorecidos (MINAM, 2010).

 

El exitoso desarrollo de estas iniciativas ha permitido reconocer, en la presente década, que la diversidad biológica representa una ventaja comparativa para el desarrollo sostenible de la Nación. El aprovechamiento sostenible de los recursos naturales de nuestros ecosistemas y el comercio regulado de especies y de sus subproductos han generado importantes ingresos directos, principalmente para los pueblos indígenas y otras poblaciones locales, así como han facilitado, en algunos casos, la conservación de la biodiversidad gracias a un enfoque de conservación productiva.

 

3.3.   Gestión, investigación y conocimiento de la diversidad biológica.

 

 

En el ámbito gubernamental, durante la pasada década, hemos sido testigos del fortalecimiento   de   la   institucionalidad   del   Estado   para   la   gestión   de   la biodiversidad. Estos cambios incluyen la creación del MINAM, el SERFOR y el SERNANP, así como el fortalecimiento del Organismo Supervisor de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre y el establecimiento de órganos especializados en materia ambiental al interior de   los Gobiernos Regionales.

 

No obstante, la puesta en marcha de esta institucionalidad requiere mejorar la disponibilidad de recursos, tanto humanos como económicos, así como la cooperación, coordinación y apoyo mutuo de las instituciones con funciones vinculadas  a  la  conservación  de  la  diversidad  biológica.  Entre  las  tareas pendientes más importantes en el ámbito gubernamental,  se debe señalar  la incorporación de estrategias para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad en los planes y estrategias de desarrollo sectoriales, planes de desarrollo concertados e iniciativas para la reducción de la pobreza. Existe aún una  visión  limitada  sobre  la  real  contribución,   actual  y  potencial,   de  la biodiversidad al bienestar de la sociedad.

 

En el entorno académico se puede resaltar el incremento de la capacidad técnica especializada de estudio y manejo de la biodiversidad, que se ha diversificado para promover la formación de profesionales en biología, ecología, ingeniería forestal, ingeniería de recursos naturales, y otras carreras afines, así como diplomados y postgrados en gestión para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, incluyendo programas de biocomercio. Sin embargo, es todavía necesario promover el desarrollo de carreras técnicas y profesionales que faciliten la transformación y agregación de valor a los recursos de la biodiversidad.

 

Uno de los problemas más graves que enfrenta la gestión de la biodiversidad desde el entorno académico es la drástica tendencia negativa en la formación de taxónomos y el aún reducido número de profesionales dedicados al estudio de los recursos genéticos. Mientras que en el caso de los primeros esta reducción puede conllevar  a  limitaciones  para  la  identificación  y  registro  de  nuevo  patrimonio natural,   en   el   segundo   caso   los   pocos   profesionales   ven   limitadas   sus

 

aspiraciones por el escaso reconocimiento y soporte de infraestructura que ofrece el país.

 

Sin embargo, un aspecto positivo que debe ser resaltado, en el ámbito de la sociedad peruana en su conjunto, es la mejora de la percepción pública sobre el valor de la diversidad biológica. El conocimiento del potencial de nuestra biodiversidad es vez cada vez más común entre la población y de uso habitual en los  medios  de  comunicación  y en  la  educación,  tanto  escolarizada  como  no escolarizada.

 

De manera coherente con esta tendencia, se ha incrementado la incorporación de especialistas en biodiversidad en las empresas privadas. En este ámbito destacan las empresas de turismo de naturaleza, así como las empresas del sector minero y de hidrocarburos, que han generado programas e iniciativas voluntarias para el monitoreo y la conservación de la biodiversidad (MINEM, 2012). Estas actividades consideran, entre otras acciones, estrategias para la gestión eficiente de aquellos recursos que son importantes para el desarrollo de sus actividades empresariales (por ejemplo, el manejo de áreas silvestres y especies de fauna por empresas de ecoturismo o el desarrollo de actividades dirigidas a mejorar la eficacia de las medidas de prevención, mitigación y control de sus impactos, con la adopción de buenas prácticas, entre otras iniciativas voluntarias).

 

3.4.   Impactos y amenazas sobre la biodiversidad del Perú

 

 

Pese a que las actividades de aprovechamiento directo de recursos de la biodiversidad y las actividades económicas formales son objeto de control y fiscalización gubernamental cada vez más eficientes, existe aún una seria problemática   en   relación   con   los   impactos   que   estas   generan   sobre   la biodiversidad y los ecosistemas, ante lo cual se están desarrollando esfuerzos conjuntos del gobierno y la sociedad civil para mejorar estos desempeños.

 

Una  de  las  principales  amenazas  es  el  cambio  de  uso  del  suelo  como consecuencia del desarrollo de monocultivos extensivos, cultivos ilícitos o por agricultura migratoria, estos últimos agravados por la práctica de tala y quema de bosques, que están afectando de manera acelerada y grave los ecosistemas amazónicos y su biodiversidad. En la Amazonía se talan anualmente decenas de miles de hectáreas de bosques primarios para ampliar la frontera agrícola. Se ha calculado que ello significa aproximadamente una deforestación de 150 mil hectáreas anuales y una emisión consecuente de 57 millones de toneladas de CO2 equivalente. La deforestación también afecta a las vertientes occidentales, las laderas   de   los   valles   interandinos   y   las   vertientes   orientales   andinas, incrementado su vulnerabilidad al cambio climático.

 

El gran incremento del precio de los minerales ha representado una gran presión para los ecosistemas, pues la minería ilegal se ha magnificado exponencialmente en los últimos años, afectando decenas de miles de hectáreas de áreas naturales, incluso de áreas dentro del SINANPE.

 

Otra actividad que afecta a la diversidad biológica es la extracción ilegal y sin manejo de productos forestales y de fauna silvestre, que ocasiona importantes pérdidas económicas al Estado, a la industria y a los usuarios formales, ya que se genera una competencia desleal y se afecta el patrimonio de todos los peruanos al degradar los ecosistemas y reducir su capacidad productiva.

 

El uso indiscriminado de agroquímicos es también una de las causas conocidas de impactos negativos sobre la biodiversidad y la salud humana. A pesar de la gran cantidad de normas para regular su uso, estos impactos continúan debido a la escasa vigilancia y control. La creciente tendencia internacional por productos orgánicos es aún insuficiente para promover un cambio de desempeño en el sector agrícola nacional.

 

Adicionalmente, una de las amenazas a la diversidad biológica es la introducción intencional o accidental de especies en ambientes fuera de su hábitat natural, que se convierten o pueden llegar a comportarse como especies exóticas invasoras (EEI). El impacto de estas especies sobre la biodiversidad nativa es ampliamente conocido,  pudiendo  convertirse  en  una  amenaza  de  mayor  envergadura  en sinergia con los efectos del cambio climático. Las EEI amenazan no solo la biodiversidad, sino también las actividades económicas productivas como la agricultura y acuicultura. Recientemente se ha realizado un diagnóstico situacional de las EEI, el cual será una línea de base para la elaboración del Plan de Acción Nacional para la Prevención, Manejo y Control de las Especies Exóticas Invasoras (Figura N° 3).

 

A estos tradicionales problemas que afectan a la  diversidad biológica se han sumado, en la última década, nuevas amenazas derivadas del cambio climático y el creciente aumento de actividades ilícitas como la minería ilegal, la sobreexplotación de ciertas especies para los mercados emergentes, la transformación de suelos para monocultivos a gran escala y  cultivos ilícitos, y el peligro de introducción de organismos vivos modificados (OVM).

 

El peligro de la introducción y producción de OVM en el territorio nacional es una amenaza cuya magnitud es considerada de mayor gravedad potencial para el Perú, por ser un centro de origen y diversificación de especies y variedades de cultivos y crianzas que sustentan la alimentación mundial. Nuestro país ha decretado una moratoria de diez años a la introducción y liberación al ambiente de estos organismos, con objeto de realizar los estudios necesarios para determinar y evaluar sus posibles impactos, y fortalecer las capacidades nacionales de modo que se pueda aprovechar los beneficios de la biotecnología moderna sin riesgo para nuestra biodiversidad.

 

Figura N° 3

Zonas en el Perú con mayor presencia de especies exóticas invasoras

 

 

 

Finalmente, desde hace más de una década se ha incrementado los conflictos socio-ambientales, debido a la percepción de las amenazas sobre servicios eco sistémicos y de recursos naturales estratégicos. Esta situación se ha producido tanto en la región andina, por el aprovisionamiento de agua como un recurso indispensable para asegurar la calidad de vida, como en la región amazónica, por las amenazas sobre los bosques y los recursos hidrobiológicos.

 

Todas estas amenazas e impactos sobre la biodiversidad se ven magnificados con los posibles escenarios del cambio climático.

 

3.5.   Oportunidades para la gestión de la diversidad biológica en el Pe

 

 

Entrlas grandes oportunidades para la conservación  de  la  biodiversidad  es importante   destacar   la   participación   efectiva  de   los   pueblos   indígenas   y poblaciones locales, la gestión articulada con los sectores y regiones, la consolidación del respeto a la tenencia de la tierra, y la consolidación de instrumentos de conservación como el SINANPE, los sistemas regionales de conservación, los Sitios Ramsar, las áreas de conservación privada y el Programa Nacional de Conservación de Bosques (PNCB), siendo que esta última tiene por finalidad garantizar la conservación de 54 millones de hectáreas de bosques en un trabajo articulado con los pueblos indígenas. A esto se suma la titulación de los territorios de comunidades nativas y campesinas que suman más de 12 millones de has, dentro de los cuales también existen ecosistemas muy conservados.

 

Asimismo, otra gran oportunidad es representada por los nuevos instrumentos para el aprovechamiento sostenible de los servicios ecosistémicos, tales como el almacenamiento de carbono, la regulación hídrica, el mantenimiento de la calidad del aire, el control de la erosión y la purificación del agua.

 

La revaloración de la identidad nacional a todo nivel representa también una gran oportunidad para la conservación y puesta en valor del patrimonio natural, dada

 

nuestra posición privilegiada entre los cuatro países más biodiversos del mundo, y por ser uno de los centros de origen y diversificación de especies cultivadas de importancia global, como la papa, el maíz, el tomate, el maní, el cacao, la quinua y otros granos y tubérculos andinos. Los recursos de la biodiversidad tienen una enorme relevancia en la economía y la cultura del Perú. Para los más de dos millones de familias campesinas peruanas, las variedades y razas nativas (especialmente para las andinas), y los recursos forestales y de fauna silvestre (especialmente para las amazónicas) representan la fuente principal de recursos alimenticios y medicinales, de ingresos económicos, y de inspiración para manifestaciones culturales y religiosas.

 

Los conocimientos, saberes y tecnologías asociados con la biodiversidad, de la cual han sido eficientes guardianes y sabios usuarios los pueblos indígenas y las comunidades locales, constituyen un componente importantísimo en la cultura peruana,  un motivo  de orgullo  para estas poblaciones  y para  el  Perú  en  su conjunto, y un elemento dignificador del noble trabajo de las familias rurales. La demanda creciente de productos naturales y autóctonos en mercados nacionales y globales, el boom de la gastronomía peruana, y las evidencias crecientes del valor de los modelos agrícolas tradicionales para las estrategias de adaptación al cambio climático, contribuyen sin duda a la revalorización de ese patrimonio.

 

Por otro lado, el patrimonio natural, y en particular los recursos genéticos de la biodiversidad nativa y los conocimientos y tecnologías asociados, representan a decir de muchos expertos uno de los mayores activos para el desarrollo futuro del Perú, y una ventaja comparativa de cara a mercados globalizados cada vez más competitivos. La preocupación por el ambiente y la preferencia por los productos naturales es una de las megatendencias identificadas por el Plan Bicentenario, y sin duda abrirá nuevas oportunidades de negocios para países como el Perú, caracterizados por su importante riqueza natural.

 

Finalmente, se debe resaltar la necesidad de impulsar esquemas de incentivos para la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica y los servicios ecosistémicos,   en   el   marco   de   esquemas   de   retribución   por   servicios ecosistémicos y otros. Actualmente las poblaciones rurales asumen la mayor parte de  los  costos  de  la  conservación  de  la  biodiversidad,  tanto  silvestre  como cultivada,  y de los servicios que prestan los ecosistemas,  de  los  cuales  son beneficiarios tanto el Perú en su conjunto como todo el Planeta.

 

4.      PROCESO  PARTICIPATIVO  PARA  LA  FORMULACN  DE  LA  ESTRATEGIA NACIONAL DE DIVERSIDAD BIOLÓGICA AL 2021 Y SU PLAN DE ACCN 2014-

2018

 

 

4.1.   El proceso de actualización y elaboración

 

 

El proceso de actualización de la ENDB y la elaboración del Plan de Acción de Diversidad Biológica 2014-2018, se inició en el año 2010 como consecuencia de la Decisión X/2 de la Décima Conferencia de las Partes del CDB, realizada en octubre del mismo año en la ciudad de Nagoya, Japón. Esta decisión instó a los

 

países a actualizar sus estrategias nacionales y elaborar planes de acción, para asegurar el cumplimiento de los objetivos del Convenio y el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica, que incluye las Metas de Aichi para el periodo 2011-2020.

 

La responsabilidad de liderar este proceso en el Perú fue del MINAM, por ser el Punto   Focal   de CDB,   quien   convocó   la   participación   de   l CONADIB, organización integrada por los principales sectores competentes. En el 2011, se reactivó el Grupo Técnico de la CONADIB para la ENDB, destinado a brindar apoyo en la planificación y asesoramiento al proceso de elaboración de la estrategia.

 

Entre los años 2011 y 2012 se desarrollaron reuniones y talleres para la definición de objetivos nacionales sobre biodiversidad, los cuales contaron con la participación de representantes del gobierno, de las organizaciones de la sociedad civil, y del sector privado y académico, de todas las regiones del país, organizados en macro-regiones, en cinco sedes. Estas actividades fueron seguidas por un proceso de análisis y planificación con especialistas, para precisar y priorizar los objetivos nacionales. Posteriormente, en el año 2013, con los aportes recibidos, se elaboró un documento base, el cual fue sometido nuevamente a los aportes de los representantes de los mismos sectores de la sociedad, realizados en las mismas sedes en que se desarrollaron los talleres macroregionales iniciales. La versión preliminar del documento, con el consolidado de aportes de estos talleres, fue distribuida a todos los miembros de la CONADIB, antes del taller nacional realizado en setiembre del 2013.

 

El taller nacional dio como resultado una nueva versión del documento, que fue sometida a revisión por las principales instituciones integrantes de la CONADIB (MINAGRIPRODUCEMINCUMINEMRREEINIAIMARPECONCYTEC, entre otras), así como por otras entidades relevantes, y fue aprobado  por la CONADIB en la sesión extraordinaria del 5 de mayo de 2014.

 

Asimismo, en el marco de esta actualización de la ENDB y elaboración del Plan de Acción 2014- 2018, se desarrolló un proceso de participación con cinco organizaciones representativas de pueblos indígenas de alcance nacional9:

 

 

      Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana – AIDESEP;

      Confederación de Nacionalidades Amazónicas de Perú – CONAP;

      La Confederación Campesina del Perú –CCP;

      Confederación Nacional Agraria – CNA; y,

      Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú – ONAMIAP.

 

 

 

 

El proceso de participacn indígena incluyó la realización de varias reuniones técnicas de trabajo y un Taller Nacional realizado en la ciudad de Lima, en abril de 2014, en el que ades de las cinco organizaciones antes mencionadas participó también la Unión de Comunidades Aymaras - UNCA (Puno). Las ayudas memorias de las reuniones y del Taller Nacional se encuentran disponibles en  www.minam.gob.pe

 

 

 

Este proceso permitió obtener un documento con una visión compartida de la biodiversidad del país, que integra los aportes de todos los sectores de la sociedad nacional. Para el proceso de planificación se tomó en cuenta los mismos principios de equidad participativa aplicados en la elaboración de la primera versión, convocando la colaboración de cientos de personas, incluyendo representantes de los Gobiernos Regionales, Ministerios, organizaciones de la sociedad civil, representantes de pueblos indígenas, organizaciones locales, instituciones académicas y científicos, así como representantes de los sectores gremiales y empresariales más representativos y vinculados con la gestión de la biodiversidad. Así, más de 30 reuniones de especialistas y 10 talleres en distintas regiones del país han permitido consolidar una estrategia y un plan nacional de la biodiversidad de todos los peruanos (Anexo N° 3).

 

4.2.   Estructura de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica al 2021 y su

Plan de Acción 2014-2018

 

El presente documento actualiza la anterior ENDB aprobada en el año 2001. Dicha actualización responde a la necesidad de considerar nuevos conocimientos, retos,  amenazas, escenarios de gestión y prioridades nacionales, incluyendo los enfoques de inclusión social, interculturalidad, participación ciudadana y gobernanza, y distribución equitativa de beneficios, entre otras variables importantes del desarrollo humano. En la visión, por ejemplo, se han incluido los conceptos de competitividad e inclusión, para resaltar los retos más importantes que afronta la gestión de la biodiversidad en el Perú durante este nuevo decenio. Además,  como producto del amplio proceso participativo  desarrollado  se  han actualizado los principios y los objetivos estratégicos originales, en concordancia con los cambios realizados en la visión al 2021.

 

La ENDB plantea seis objetivos estratégicos. Cada objetivo estratégico refleja un tema prioritario de gestión en materia de diversidad biológica, respecto del cual el país desea lograr determinados resultados. Los objetivos han sido organizados para ser atendidos por orden de prioridad: tres son objetivos principales y tres son objetivos instrumentales que apoyan el proceso de los tres primeros.

 

Además, se ha buscado armonizar las prioridades nacionales definidas en sus diferentes instrumentos de gestión (fundamentalmente, la Política Nacional del Ambiente, el Plan Nacional de Acción Ambiental y el Plan Bicentenario) con los objetivos asumidos por las partes en el marco del CDB, concretamente, las Metas de Aichi. Finalmente, cada objetivo estratégico cuenta con un conjunto de metas que permitirá medir los resultados esperados al 2021 (Figura N° 4).

 

 

 

Figura N° 4

Organización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica

 

 

 

 

Las acciones propuestas en la EPANDB proponen prioridades de acciones a corto, mediano y largo plazo, en un horizonte temporal que permita consensos viables que aseguren su implementación. De esta manera, el Plan de Acción plantea actividades que generarán resultados intermedios al 2018, año propuesto para la evaluación de sus resultados y el replanteamiento de actividades, a fin de elaborar un nuevo plan de acción para el periodo 2018-2021.

 

5.      ESTRATEGIA  NACIONAL  DE  DIVERSIDAD  BIOLÓGICA  DEL  PERU  AL  2021: VISN, PRINCIPIOS, OBJETIVOS ESTRATÉGICOS Y METAS

 

La ENDB al 2021 ha sido elaborada utilizando como base la ENDB aprobada en el año

2001. Así, se han adaptado la visión, los principios y los objetivos estratégicos a los nuevos escenarios de la gestión pública de la biodiversidad en el Perú y a los actuales retos para su conservación y contribución al desarrollo sostenible.

 

La ENDB ha sido formulada con una visión al 2021, de modo tal que sus objetivos y metas estratégicas puedan coincidir y ser sinérgicas con elPlan Bicentenario: El Perú hacia el 2021, el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011 - 2020 y las Metas de Aichi del CDB (Anexo N° 04). Finalmente, cada objetivo estratégico cuenta con un conjunto de metas que permitirá medir los resultados esperados al 2021.

 

5.1.   Visión

 

 

Al 2021 el Perú conserva y usa racionalmente su megabiodiversidad, revalorando los conocimientos tradicionales asociados para la satisfacción de las necesidades básicas y de bienestar de las actuales y futuras generaciones, en el marco de un desarrollo sostenible inclusivo y competitivo.

 

5.2.   Principios orientadores y enfoques de gestión

 

 

Los siguientes principios y enfoques de gestión orientan la implementación de la

EPANDB, siendo además aplicables los principios considerados en la Ley N°

28611, Ley General del Ambiente, la Ley N° 29763, Ley Forestal y de Fauna

Silvestre, y demás normas vigentes afines.

 

 

a)  Principios

 

 

   Principio de sostenibilidad: Establecido en la Ley General del Ambiente. La gestión de la diversidad biológica se sustenta en la integración equilibrada de los aspectos sociales, ambientales y económicos del desarrollo nacional, así como en la satisfacción de las necesidades de las generaciones actuales y sin comprometer el derecho de las futuras generaciones.

 

   Principio precautorio: De acuerdo al CDB, la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, y la Ley General del Ambiente, cuando haya peligro de daño grave o irreversible, la falta de certeza absoluta no debe utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces y eficientes para impedir la degradación al ambiente.

 

   Principio de equidad: El Estado garantiza condiciones equitativas para el acceso a la diversidad biológica, las oportunidades de desarrollo y la distribución  justa  y  equitativa  de  los  beneficios  que  genera  su aprovechamiento  y conservación  para todos  los  actores,  con  enfoque  de género e intercultural. En tal sentido, se promoverá políticas y programas que contribuyan a erradicar la pobreza, reducir las inequidades y facilitar el desarrollo de las poblaciones menos favorecidas.

 

   Interculturalidad y respeto a los conocimientos tradicionales indígenas: La gestión de la diversidad biológica se desarrolla en el marco del reconocimiento, respeto y valoración de la presencia e interacción de las diversas culturas. Se reconoce el derecho a conservar y utilizar los conocimientos tradicionales en el manejo y uso de la biodiversidad como patrimonio cultural de los pueblos indígenas, los mismos que tienen facultad plena de decidir el mejor uso de este conocimiento.

 

   Principio de subsidiariedad: Las actividades de gobierno en sus distintos niveles alcanzan mayor eficiencia, efectividad y control de la población si se efectúan descentralizadamente. Este principio tiene por objeto garantizar el nivel de intervención más eficiente para la gestión de los recursos de la

 

biodiversidad, mediante la toma de decisiones de gestión por la autoridad

(normativa, política o económica) más próxima al recurso a manejar.

 

 

   Principio de transectorialidad y de gestión por procesos: Establecido en la Política Nacional del Ambiente y en la Política de Modernización de la Gestión Pública. Implica que la actuación de las autoridades públicas con competencias ambientales debe ser coordinada y articulada a nivel nacional, sectorial,  regional  y  local,  con  el  objetivo  de  asegurar  el  desarrollo  de acciones integradas, armónicas, sinérgicas, con un enfoque de procesos, más que de competencias o funciones, para optimizar sus resultados y el servicio a la colectividad.

 

 Principio de cooperación público-privada: La conservación de la biodiversidad no es sólo tarea del sector público. Tal como se señala en la Política Nacional del Ambiente, debe propiciarse la conjunción de esfuerzos entre las acciones públicas y privadas, incluyendo a la sociedad civil, a fin de consolidar objetivos comunes y compartir responsabilidades en lgestión ambiental.

 

b)  Enfoques de gestión

 

 

   Enfoque ecosistémico: También establecido en el CDB y en la Ley General del Ambiente. La gestión de la diversidad biológica se rige por el enfoque ecosistémico, entendido como una estrategia para el manejo integrado de las tierras,  aguas  y  recursos  vivos,  que  promueve  la  conservación  y  uso sostenible en un modo equitativo, en concordancia con lo establecido en el CDB. Busca comprender y gestionar la diversidad biológica, considerando los factores  ambientales,  ecológicos,  económicos  y  socioculturales,  la cosmovisión indígena, y la planificación territorial, utilizando instrumentos técnicos sustentatorios para el ordenamiento territorial como la zonificación ecológica y económica.

 

 Gobernanza  participativa,  también  denominada  “gestión  social participativa”, “cogestión comunitaria” y de otras formas: El diseño y aplicación de las políticas públicas sobre diversidad biológica se rigen por el principio de gobernanza participativa, que conduce a la armonización de las políticas, instituciones, normas, procedimientos, herramientas e información, de manera tal que sea posible la participación efectiva, descentralizada, integrada, informada y equitativa de los actores públicos y privados, lo que incluye de manera particular a los pueblos indígenasy poblaciones locales en la toma de decisiones, manejo de conflictos y construcción de consensos, sobrla  base  de  responsabilidades  claramente  definidas,  rendición  de cuentas, seguridad jurídica y transparencia. En este documento, el concepto participativo”   considera   la   inclusión   activa   de   todos   los   actores, especialmente de los pueblos indígenas y poblaciones locales, en todas las etapas de la gestión, desde la planificación hasta las acciones de implementación y la toma de d